domingo, 25 de noviembre de 2012

SANTIAGO PIPABÉU

No aguanto más la actitud del público que acude al Santiago Bernabéu. Lo que aconteció el sábado pasado en el partido disputado entre Real Madrid y Athletic Club de Bilbao ha colmado el vaso.

No sé muy bien cual es el problema de estos individuos que se sientan en las gradas del estadio del club madridista pero existe un problema.

Repasemos algunos de los hechos ocurridos en este gran estadio.

En casi cada partido en cuanto el equipo blanco no es capaz de marcar rápido o no juega de forma preciosista comienza un runrun entre el público que rápidamente se convierte en pitos al equipo. Mi opinión es que menos pitar y comer pipas y más animar. Para pitar ya tienes el final del partido aunque eso es complicado ya que algunos de estos individuos se han ido 5 minutos antes para no coger atasco. Varios llegaron a casa diciendo que el R.Madrid había perdido 1-2 ante el Manchester City en el partido de ida de Liga de Campeones.

Otro hecho muy feo y que refleja la actitud de esta afición es pitar a los aficionados rivales que animan a su equipo cuando lo que deberían hacer es animar a tu propio equipo.

Pero los dos hechos más absurdos del año aparte del poco apoyo que reciben los jugadores blancos en su estadio han sido las dos ovaciones que se han llevado dos jugadores de equipos rivales, Silva y Llorente.
No entiendo muy bien estas ovaciones, supongo que se deben a que son Campeones del Mundo y de Europa o quizá hay otras razones de lavado de cerebro de periodistas vividores que sería mucho más grave.

La ovación acontecida hace unos pocos días para el jugador riojano es más indignante. En el partido anterior a un tal Cristiano Ronaldo le parten una ceja y casi medio ojo y en esas condiciones, sin ver y con mareos, marca un gol en el campo del Levante. Siete días después se presenta ante su público y juega el partido con riesgo el recibir otro golpe y agravar la lesión y no recibe ni un sólo aplauso mientras Llorente es aplaudido por calentar.

¿Que ha hecho Llorente para merecer la ovación?¿Y Silva? Ninguno ha vestido la camiseta del R.Madrid pero la prensa siempre los ha intentado colocar en el club, siempre los ha sobredimensionado y siempre los ha puesto como mejores jugadores que los ya existentes en el vestuario blanco sólo porque son españoles.

Creo que el esfuerzo de este equipo, que lucha contra todo, contra otros equipos, arbitrajes infames como el recibido ante el M.City y prensa no se merece tan poco reconocimiento por parte de los aficionados que abarrotan su estadio.
No son incorrectas las ovaciones a Campeones del Mundo y demás siempre y cuando los primeros en recibirlas sean los propios jugadores que se dejan la vida por el club que les paga. Parece que siempre los que están fuera del club son mejores jugadores que los que tenemos, ese pensamiento debe cambiar.

Espero que el público no esté cayendo en la trampa de la prensa que intenta dividir a los aficionados y que despierte para apoyar a su equipo a muerte. Después, podrán criticar lo que deseen pero su función es o puede ser indispensable para ganar determinados partidos.

Esto no es el cine, es fútbol, así que menos comer pipas y más animar y apoyar a los jugadores.

                                                                              @chu4che

2 comentarios:

  1. El Bernabéu es el ejemplo claro de cómo un mensaje reiterativo y machacón ha calado.

    "El Bernabéu es un público entendido"

    "El Bernabéu es un público exigente"

    "El Bernabéu es señorial"

    Y para los que estamos "fuera" esta actitud es la constatación de que se trata de un público acomodado,prepotente,soberbio y autocomplaciente.

    El problema tiene difícil solución, porque el Presidente y sus directivos están encantados con que así sea.

    Hay que ser realistas ¿la prensa deportiva? ha "domesticado" a la fiera.

    Y los que no estamos de acuerdo con lo que está ocurriendo tenemos voz,pero no tenemos voto.
    No nos engañemos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El público del Bernabeu es y será un público frío que cuando las cosas marchan bien, como si nada, sin embargo si las cosas van mal si que parecen animarse rápidamente para abuchear y silbar.

    Sólo fui una vez en mi vida al Vicente Calderón y dista mucha la actitud de una afición y otra, y es curioso porque como todos sabemos los atléticos son sufridores, sin embargo siempre están ahí para animar a su equipo, en las buenas y en las malas...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores