martes, 4 de diciembre de 2012

Balones de oro: La copa del Rey de Ronaldo

Desde el 26 de Junio de 1993 no ganaba el Real Madrid una Copa de S.M. el Rey. Era el 20 de abril de 2011, y el club merengue se plantaba en la final, tras dos batacazos, uno, el centenariazo contra el Depor, y otra, la derrota de los galácticos en 2004, frente al Real Zaragoza.

CR7 celebrando el gol de copa
Ronaldo celebrando su tanto en la final


El favorito para llevarse la copa era, con claridad, el F.C. Barcelona. Llegaba en su mejor momento, tras arrasar en España, Europa y en el mundialito de clubes de la FIFA. El Madrid, en cambio, pese a las inversiones en megaestrellas, no convencía ni cosechaba títulos, y tenía al Barça muy por encima.

Mourinho, fichado con la intención de eliminar las diferencias entre los dos equipos, no conseguía pasar la eliminatoria de Champions frente al máximo rival, y perdía las opciones de ser campeón de liga. La última opción de demostrar algo por parte de equipo y entrenador era la copa del Rey.

El partido fue intenso, donde se vio la gran rivalidad, y un Madrid que, en lugar de achicarse, presionó al rival, incomodando el fútbol de toque del Barça, y saliendo al ataque en rápidos contraataques. Ninguno de los dos equipos consiguió marcar en los 90 minutos, y así se llegó a la prórroga.

Corría ya el minuto 102 de juego, cuando en una bonita combinación y centro de Marcelo, apareció el que se arruga en los partidos importantes, el que no da la talla y marca goles intrascendentes, para realizar un salto espectacular y rematar el balón fuera del alcance de Pinto.


Fue el 0-1, que sería definitivo, y convirtió el estadio de Mestalla en una fiesta blanca. Por fin, después de varios años, se le ganaba el pulso de nuevo al eterno rival. Cristiano Ronaldo, que aún tenía ganas de más, acabaría, después de 120 minutos de partido, corriendo la banda, buscando una contra para matar el partido.

Al final el Madrid se hizo con la copa, pero más importante para ellos, fue el principio del fin de la hegemonía blaugrana. De hecho, la copa fue lo de menos....

la copa del rey al suelo
Ramos tirando la copa al suelo

Ronaldo acabó esa temporada con 53 goles en 54 partidos con el Real Madrid, una cifra nada despreciable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores