jueves, 7 de marzo de 2013

HOOLIGANS: Los salvajes del Millwall F.C

HOOLIGANS (I). Millwall F.C. - La afición más temida del Reino Unido.


No gustamos a nadie, pero no nos importa” Así reza el lema y título del himno del Millwall Football Club. Este club inglés proveniente del sudeste de Londres fue fundado en 1885 y actualmente disputa sus partidos como local en el nuevo estadio conocido como The Den, que tiene capacidad para 20.146 espectadores, todos ellos sentados. Este equipo a lo largo de su dilatada historia ha transitado entre la First Division y la Second Division (equivalentes a 2ª y 2ºB española). A pesar de la humildad de este club la afición llena el estadio cada jornada y en 2004, cuando disputaron la final de la “FA Cup” frente al Manchester United, 40.000 aficionados se desplazaron a Cardiff, donde tuvo lugar el encuentro. Pero todo esto, no hace suponer que dicho equipo sea en realidad el equipo con la afición más temida del Reino Unido (y de Europa), veamos el porqué de todo ello.





Este equipo es el equipo tradicional de los estibadores del Londres (personal que descargaban las mercancías de los barcos que llegaban a la capital del Imperio Brítánico), esto ya hace suponer que la mayoría de estas personas fueran de la working class típica de los barrios marginales de Londres de principios del siglo XX. Mantiene una fortísima rivalidad con el West Ham United (los Hammers) el equipo tradicional del personal que fabricaba los barcos, también pertenecientes a la working class, con quien ha disputado más de cien partidos desde 1899, en lo que se conoce como el derbi del sureste de Londres. Toda esta rivalidad histórica se vio acrecentada cuando en la década de los 60 del siglo pasado con la recesión de la industria del Reino Unido ya muy marcada, en una huelga general los estibadores secundaron la misma y el personal de las fábricas de barcos no lo hicieron. Si a eso aderezamos además el Milwall FC no puede enfrentarse al West Ham todos los años por estar en diferentes categorías cada vez que se enfrentan en la FA Cup, para esta hinchada es un día de fiesta….antes, durante, y después del partido.

La hinchada del Millwall FC viven y trabajan por y para el club, otro lema de este club que puede dar una idea del fanatismo de esta hinchada es “los jugadores, los técnicos y los directivos pasan, nosotros permanecemos” o “We fear no foe” (no tememos a ningún enemigo). Ser del Millwall FC es una tradición, que se pasa de padres a hijos, todo ello evidentemente aderezado de alcohol, drogas, violencia y por supuesto algo de fútbol. Sus grupos ultras  Bushwackers y “The Treatment” superan con creces la temeridad de cualquier otra hinchada siendo los más temidos y buscados con diferencia por la policía de Inglaterra en los estadios de futbol ingleses. De esta hinchada provienen los inventos típicos de los hooligans ingleses “Millwall Brick” (literalmente ladrillo de Millwall, periódico doblado a modo de porra) y el puño americano a base de peniques de libra, armas fáciles de montar una vez pasados los controles policiales en las puertas de los estadios de futbol….

Hinchada y tarjeta de presentación que dejan los ultras del Millwall después de una pelea (ante todo muy británico)

El historial policial de esta hinchada daría para varias páginas de este blog, resumiremos a las más sonadas:



1978 (6ª ronda de la FA Cup) Ipswich Town-Milwall. Antes del encuentro estalló la batalla donde hubo lanzamiento de ladrillos y piedras entre ambas aficiones. La lucha se desplazó de los aledaños del estadio a las calles adyacentes, ahí ya se utilizaron bates, cuchillos y botellas.

El club fue excluido de la competición durante dos años.



El motín de Kenilworth Road” 1985 (6ª ronda de FA Cup) Luton Town- Millwall FC. Se esperaban 5.000 seguidores visitantes pero llegaron 10.000 aficionados del Millwall con ganas no solo de ver un encuentro…. “Era una bomba a punto de estallar sentada en los vagones”, aseguró un trabajador de la British Railway Services. Los hooligans del Millwall entraron en la ciudad causando violentos incidentes, coches destrozados, peleas, pubs arrasados, mobiliario urbano quemado. Cientos de ellos, desde dentro del estadio, comenzaron a tirar botellas y monedas a los aficionados del Luton que querían acceder al recinto. A pesar de las peleas, los lanzamientos y los cánticos ofensivos, el partido comenzó a su hora. Sin embargo, el colegiado tuvo que pararlo en el minuto 14 cuando los aficionados del Millwall saltaron al césped y comenzó la batalla campal. “Se llevaban a gente en camilla, había peleas y los jugadores temían por sus familias porque lanzaban bolas de billar hacia el palco. El fútbol quedó en un segundo plano”, aseguró conmocionado el entrenador local David Pleat. La policía huía, los futbolistas eran golpeados y los aficionados locales, situados en la Bobbers Stand, sufrieron agresiones con asientos y objetos de todo tipo (se calcula que dos tercios de ellos no volvieron al estadio aquella temporada) Los incidentes solo terminaron cuando el mánager del Millwall, George Graham, les pidió a sus hooligans que “cooperaran, disfrutaran y les dejaran entretenerles”. El encuentro se reanudó 25 minutos después, el Luton ganó 1-0 pero la vergüenza de aquella noche marcó el futuro. Milagrosamente no hubo fallecidos.

El balance fueron 81 heridos, 31 de ellos eran policías. Incluyendo a uno que, mientras hacía el boca a boca a un compañero, fue pateado. El Millwall FC fue multado con 7.500 libras por la FA y el Luton prohibió la entrada a la afición visitante para los siguientes seis años a su estadio.



1994 Semifinales del playoff de ascenso a la Premier League. Millwall FC-Derby County. Durante el partido en The Den tuvo que ser detenido el mismos en dos ocasiones por invasiones de aficionados del Millwall. También hubo enfrentamientos muy extendidos en las gradas entre aficiones de ambos equipos.


Temporada 2002 El 2 de mayo de 2002, después de un playoff de ascenso de la First división en otra semifinal para Millwall, casi 100 policías resultaron heridos cuando hooligans Millwall los atacaron con piedras en el estadio y en las calles que lo rodean.  Este fue uno de los varios incidentes graves relacionados con hooligans Millwall durante esta temporada. El 4 de agosto de 2001, justo antes de que comenzara la temporada, hooligans Millwall se enfrentaron con los de Tottenham Hotspur en Bermondsey , en el que hubo decenas de heridos, las víctimas incluyó a 30 agentes de policía, tres caballos y un hombre que necesitaba tratamiento por heridas de arma blanca. 17 días más tarde, también en Londres , los fanáticos Millwall se desbocaron en las calles en los alrededores de Den y causaron daños a edificios y vehículos, así como el lanzamiento de piuedras contra agentes de la policía después de un empate con el Cardiff City . Cuatro días después, unos 250 hooligans atacaron a los fans de Burnley Millwall cuando llegaron a la estación de Bermondsey para un partido de liga. El 31 de octubre, un número similar de vándalos se enfrentaron a hinchas del Wolverhampton Wanderers , lo que dio lugar a dos aficioandos de los Wolves que sufrieran heridas en la cara de arma blanca. El 13 de diciembre, unos 100 hooligans del Millwall se pelearon con hinchas del Portsmouth cerca de la estación de tren de Waterloo; cada ventana en el edificio fue destruido y la mayoría de los dispositivos e instalaciones fueron dañadas o destruidas, pero todos los hooligans escaparon antes que la policía pudiera detenerlos. El 16 de marzo aficionados del Millwall arrojaron contra los los aficioandos del Sheffield Wednesday ladrillos y botellas durante un partido de liga en The Den, dos policías fueron hospitalizados como resultado del incidente. 

2005 (semifinales de la FA Cup) Millwall FC-Birmingham City. El Millwall fue eliminado, la afición no se lo tomó bien y tomaron las calles enfrentándose a la policía, 45 de estos fueron heridos y unos 900 hooligans implicados en la pelea. Edificios dañados y dos coches quemados fueron otras de las consecuencias de esa derrota.



Los disturbios de Upton Park 2009 (2ª ronda de la Copa de la Liga) West Ham-Milwall FC. Contra el archienemigo acosado por las lesiones el Millwall FC sólo pudo llevar cuatro suplentes para el partido, pero a pesar de todo logró adelantarse en el mismo manteniendo el resultado hasta el minuto 93 de juego en el que empató el West Ham. Esto desató una invasión de campo, y aunque los jugadores pidieron a los aficionados locales que volvieran a las gradas, la reanudación del partido sufrió un retraso de varios minutos. Con el marcador en 1-1, el partido se fue a tiempo extra . A los ocho minutos de tiempo extra, el West Ham se adelantó por un penalti dudoso y los aficionados invadieron el terreno de juego una vez más, lo que llevó a los jugadores Millwall a retirarse a los vestuarios. Con el tiempo volvió a terminar el partido,el West Ham apuntilló el partido 3-1. Tras ello se multó al West Ham con 115.000 libras por ser el culpable de violencia, conducta amenazadora, obscena y provocativa y de no impedir que los seguidores de ambos equipos entraran en el terreno de juego. 


Todas unas joyitas….


Hugitooth

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores