jueves, 11 de abril de 2013

HOOLIGANS: Tragedias en estadios de fútbol



HOOLIGANS (II) Origen del fenómeno y las más famosas tragedias ocurridas en los estadios de fútbol


Hemos hablado en anteriores entradas de los hooligans ingleses pero no sabemos de dónde viene ylas causas y el estado actual de este fenómeno del futbol moderno.

La palabra hooligan proviene del vocablo inglés que significa: "persona que causa problemas o violencia",  y nace en en la prensa británica a partir de la celebración de la Copa Mundial de Fútbol de 1966 que se celebró en Inglaterra; en ese momento el Reino Unido sufría un periodo de descolonización, lo que provocó la reconversión de su antaño boyante industria pesada, situada en ciudades como Londres, Liverpool, Newscastle, etc… que eran las ciudades de los principales clubes de fútbol del país,  ello provocó fuertes tasas de desempleo (cosa nunca vista hasta el momento) y focos de marginalidad en las mismas siendo el caldo de cultivo ideal para este fenómeno social.

La prensa oficial creó este término para identificar a estos sujetos debido a la creciente ola de marginalidad, sobre todo aplicándola a los grandes centros industriales del país. Inicialmente no hubo una clara intención de diferenciar a los grupos violentos de los actos relacionados con el mundo del fútbol, asociándose inicialmente este vocablo a una determinada gente con una vestimenta, un argot, unas pautas de conducta y que vivía en ciertos barrios incluso llegando a englobarse en este término a personas que cometían diversas acciones delictivas, y/o que percibía los subsidios oficiales de desempleo y/o excluidos del sistema. Posteriormente con el paso de la década se ve en la prensa escrita como este vocablo empieza sólo a aplicarse progresivamente a aficionados al fútbol agresivos, seguidores de un equipo en concreto, que empiezan a enfrentarse a menudo con los grupos del equipo contrario antes, durante, y después del encuentro de futbol, provocan graves altercados en la vía pública y dentro del Estadio. En el Reino Unido fue y es todavía con diferencia donde más arraigado está este fenómeno.



                                        
                                  Típico día de futbol inglés a mediados de los años 80´s (lo ideal para llevar a tu hijo a las gradas).


Todo esta problemática se agravó progresivamente durante 20 años más creciendo exponencialmente el número de agresiones, actos vandálicos, detenidos etcétera… hasta que los tres actos vandálicos que enumeramos delante fueron el colofón de una serie de desgracias que durante la década de los años 80 del siglo pasado hicieron cambiar para siempre la seguridad en los estadios y si se me permite decir el fútbol como evento social tal como se conocía hasta ese momento.

 
Las Tragedias de Valley Parade (1985) Heyssel (1985) y Hillsborough (1989)

•    Tragedia de Valley Parade (11 de mayo de 1985 Último partido de liga de 3ª división inglesa)
Si bien esta tragedia no está relacionada directamente con actos vandálicos de los hooligans, fue un primer aviso de que la situación en los estadios de fútbol estaba empezando a estar fuera de control.

El 11 de mayo de 1985 en el Estadio de Valley Parade, 11.076 espectadores veían el último partido de liga entre el Bradford City, el cual celebraba su ascenso a la Second División, y el Lincoln City, cuando poco antes del final de la primera parte (hacia las 15.40 h) con empate a cero en el marcador, se originó un incendio en la tribuna principal de madera, la cual databa del año 1908. El árbitro avisado por uno de sus líneas suspendió el partido tres minutos antes del descanso, las pocas y estrechas salidas de emergencia se colapsaron y la única vía de escape posible para muchos de los aficionados fue directamente hacia el campo de juego.



Foto publicada en los periódicos al día siguiente.
Aquellos que decidieron escapar por los tornos de entrada quedaron atrapados en el infierno, debido a que las puertas habían sido cerradas para evitar que los espectadores entraran sin pagar. El incendio cobró la vida de 56 espectadores, contando un niño de 11 años y un antiguo presidente del club de 86 años, Sam Firth, y al menos 265 personas resultaron heridas. Las investigaciones posteriores determinaron que la causa del incendio había sido un cigarro o una cerilla mal apagados, que junto con los restos de basura acumulados durante años bajo los asientos y la madera de las gradas produjeron un efecto devastador. En tan sólo cuatro minutos el fuego se extendió por toda la grada provocando su caída.







•    Tragedia de Heyssel (11 de mayo de 1985 - Final de la Copa de Europa)
 Tributo a los caidos en el estadio de Heyssel durante la final de la .Copa de Europa del año 1985. Aficionados de la Juventus que todavía no perdonan esa tragedia y que se acuerdan de la posterior tragedia de Hillborough.



Cabe decir que la "Tragedia de Heyssel" sucedió tan sólo a 18 días de la "Tragedia de Bradford" cuando, el 11 de mayo de 1985  en la final de la Copa de Europa entre la Juventus de Turin y el Liverpool (actual campeón e invicto en Europa durante 2 años) ocurrió esta desgracia.

El estadio estaba abarrotado con 60.000 espectadores, con más de 25.000 aficionados de cada equipo. Los fondos del estadio, detrás de las porterías, eran zonas sin asiento donde el público estaba de pie. La UEFA repartió a las aficiones de cada club en diferentes zonas, y reservó unas zonas de para los aficionados belgas que quisieran asistir al partido. Pero muchas de las entradas reservadas al público local fueron adquiridas por hinchas de los dos equipos que, de esta manera, coincidieron en una misma zona. Los sucesos se desencadenaron una hora antes de la hora del inicio del encuentro, en la zona de a pie situada en uno de los fondos del estadio junto a un córner mayoritariamente ocupada por aficionados de la Juventus, que era anexa a otra zona donde había muchos aficionados del Liverpool. Los hinchas más radicales del Liverpool  muchos de ellos en evidente estado de embriaguez, empezaron a tirar objetos y se abalanzaron sobre los hinchas de la Juventus situados en la zona Z: se produjo una avalancha y los aficionados de la Juventus, intentando alejarse de los del Liverpool, se acumularon en el fondo de la zona, aprisionados por una parte contra el muro donde finalizaba la gradería, y por otra parte contra las vallas "protectoras" que separaban las gradas del terreno de juego que eran fijas y no tenían salidas de emergencia.

La situación encrespó a los aficionados situados en el resto del estadio, impotentes desde sus localidades. Algunos aficionados, tanto de uno como de otro equipo, llegaron a saltar al campo armados con palos y otros objetos, y se dirigieron a las zonas de la afición rival con ánimo de agredirla. Las fuerzas de seguridad no intervinieron con la suficiente celeridad para restablecer el caos que se había producido en la zona que se prolongó durante muchos minutos a la espera de la llegada de especialistas que pudieran sacar las vallas que aprisionaban a los aficionados. Se produjeron cientos de casos de asfixia, aplastamiento y crisis de ansiedad no pudiéndose evitar la muerte de 39 aficionados.

Ante la caótica situación, la UEFA sopesó la suspensión del encuentro, pero finalmente decidió que se jugase ante el riesgo de que la suspensión conllevase peores consecuencias. Esta decisión fue duramente criticada por la opinión pública.





•    Tragedia de Hillsborough (15 de abril de 1985 semifinal de la Copa de la Asciación de Futbol Inglesa)
 El sábado 15 de abril de 1989 en el estadio de Hillsborough, en la ciudad de Sheffield (Inglaterra), durante el partido de fútbol entre el Liverpool y el Nottingham Forest, correspondiente a las semifinales de la Copa de la Asociación de Fútbol de Inglaterra fallecieron 96 personas aplastadas contra las vallas del estadio a causa de una avalancha en la zona de aficionados del Liverpool.La investigación posterior concluyó que las causas no habían tenido que ver con ninguna acción violenta por parte de los aficionados, sino a causa del exceso de aforo y el mal estado del estadio, que no cumplía los requisitos de seguridad necesarios.
Homenaje a las víctimas de la tragedia de Hillsborough

La "Tragedia de Hillsborough" se produjo cuatro años después de la tragedia de Heyssel, en la que también habían estado implicados los aficionados del Liverpool, y que les había costado a los equipos ingleses una sanción de la UEFA de seis años sin participar en competiciones europeas.
Pese a que los hechos de Hillsborough no habían estado directamente provocados por actos violentos, fueron la gota que colmó el vaso para que el gobierno de Margaret Thatcher se decidiese a actuar con contundencia y dictara la "Football Spectators Act" y el "Informe Taylor" para erradicar el fenómeno del "hooliganismo" y mejorar la seguridad en los estadios.

El futbolista Steven Gerrard, actual jugador del Liverpool, se vio afectado por el accidente. Ha reconocido que un primo suyo de 10 años que murió en la tragedia de Hillsborough es su gran inspiración.

El 12 de septiembre de 2012, una comisión de investigación independiente publicó una resolución por la que se deduce que la policía fue la más directamente responsable de la seguridad del estadio aquel día y, por lo tanto, la culpable de la tragedia. El primer ministro británico David Cameron ofreció sus disculpas en la Cámara de los Comunes. La mayoría de las familias de las víctimas sintieron que finalmente se hizo justicia.

 



 Legislación actual, consecuencias del hooliganismo durante la década de los años 80´s en el fútbol europeo.

Sobre todo a partir de la desgracia del Estadio de Heyssel, que no fue la mayor catástrofe que había sucedido en un estadio de fútbol, pero sí la de mayor impacto mediático por producirse en una final de la Copa de Europa, provocó una negativa influencia sobre el fútbol en general, que hizo a la UEFA y la FIFA se tomara en serio el problema y tomara medidas severas contra este tipo de fenómeno social dado que se generalizó una imagen del fútbol como deporte violento y peligroso, y se registró un descenso en el número de asistentes a los estadios de fútbol en la mayoría de estadios europeos.

La FIFA tomó medidas para mejorar la seguridad en los estadios de fútbol:
-    Se eliminaron de todos los estadios las zonas sin asientos, obligando a que todas las localidades fuesen de asiento.

   -   Se eliminaron las vallas "protectoras", o se sustituyeron por vallas abatibles o provistas de salidas en casos de emergencia.
   -  Se establecieron criterios para evaluar el nivel de seguridad y confort de los estadios, y la FIFA procedió a hacer inspecciones. Se decidió que, en adelante, sólo acogieran grandes finales europeas los estadios catalogados como "Categoría 4".
-   Se establecieron criterios para evaluar el riesgo de los partidos de fútbol, y se incluyeron medidas de prevención (como un mayor número de agentes de seguridad y de sanidad) en función de si los partidos eran de alto riesgo.
-    Se establecieron medidas para que las aficiones de los dos equipos estuvieran separadas por cordones de seguridad, de manera que no pudiesen coincidir ni antes ni durante ni después de los partidos.
-    Se prohibió la entrada a los estadios de banderas provistas de mástiles, y de todo tipo de elementos rígidos, o susceptibles de ser utilizados como armas arrojadizas.
-    Se incrementaron las medidas de seguridad en el acceso a los estadios, incluyendo cacheos.
-    Se prohibió la venta de bebidas alcohólicas en el interior de los estadios.
-    Se prohibió el acceso de botellas de vidrio al interior de los estadios.
-    Se prohibió la exhibición en los estadios de banderas y símbolos nazis, así como de pancartas que pudieran incitar a la violencia.
-    Se instalaron cámaras de video-vigilancia en el interior de los estadios.
-    Se conminó a los clubs a que dejasen de colaborar, e incluso de financiar, a los grupos ultras más violentos, como en muchos casos había venido sucediendo.

  
 
La UEFA sancionó a los clubes ingleses sin poder disputar competiciones europeas durante cinco años, y les conminó a tomar severas medidas para frenar la violencia de los "hooligans". La sanción se debió a que la tragedia de Heyssel no fue considerada un hecho aislado, sino el punto culminante a varios años en los que los hinchas ingleses habían protagonizado episodios de violencia en los estadios, especialmente cuando se desplazaban a animar a sus equipos a competiciones internacionales, fuera de las Islas Británicas. 


El Liverpool FC fue sancionado con seis años sin poder participar en competiciones europeas, esto para el hasta entonces dominador de la competición europea fue un duro varapalo. Esto provocará que el auge del futbol británico caiga en picado, pues cortó la racha victoriosa del dominio inglés del fútbol europeo donde los clubes ingleses habían ganado siete de las ocho Copas de Europa disputadas entre los últimos ocho años (cuatro del Liverpool FC, dos del Nottingham Forest y una del Aston Villa). La prohibición de participar en competiciones internacionales perjudicó económicamente a los clubes, que perdieron ingresos tanto por venta de entradas como por publicidad, patrocinio y derechos televisivos. La Liga inglesa perdió potencial también de índole futbolístico ya que los mejores jugadores británicos, como Gary Lineker, Mark Hughes, Glen Hoddle, Ian Rush, David Platt, o Paul Gascoigne y entrenadores como Terry Venables o John Benjamin Toshack, emigraron al continente europeo para poder jugar competiciones europeas y, en consecuencia, ganar más prestigio y dinero. Por otra parte, los clubes ingleses dejaron de ser atractivos a las figuras europeas, que preferían fichar por clubes no ingleses para poder jugar en competiciones europeas.

El gobierno británico no tomó severas medidas inmediatamente, sino  cuatro años más tarde, cuando tuvo que suceder la Tragedia de Hillsborough en 1989, en el que fallecieron 96 aficionados del Liverpool FC, para que el gobierno británico se decidiese a actuar con contundencia y dictara las actuales leyes anti-hooligans "Football Spectators Act" y el "Informe Taylor" para mejorar la seguridad en los estadios. Esta larga sequia y las medidas tomadas provocó una crisis económica en los clubs británicos que a la larga provocará que se forme la Premier League en 1992. Esta Liga privada (no organizada por la Federación inglesa de Futbol) mimará a partir de entonces las cuestiones de seguridad, imponiendo severas multas por cualquier altercado que pueda haber entre las aficiones, y siendo actualmente una Liga de lo más vistosa para el aficionado europeo (según mi opinión), tanto en juego, como en seguridad dentro de los estadios.


Hugitooth

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores